Los símbolos de la Maestría

Cómo realizar la sintonización Reiki Uno

Previamente, y con la finalidad de ponernos en contacto con la energía, es conveniente realizar un breve ejercicio de acumulación energética, como abrazar el árbol, la postura del jinete, o simplemente permanecer de pie con las rodillas ligeramente flexionadas y las palmas de las manos vueltas hacia arriba, adoptar la posición Hui Yin y completar vanas órbitas de circulación microcósmica.

 

Oración inicial: (Por delante.) Antes de comenzar, sitúate delante del alumno y realiza una oración silenciosa saludando y pidiendo ayuda a Dios, a tus guías Rciki, a los del alumno, a los Maestros Ascendidos, a lu Yo Superior, a los ángeles y arcángeles, etcétera, comunicándoles que con su ayuda vas a realizar una sintonización de Reiki Uno, y traza en tus dos manos el Cho-Ku-Rei y el Dai-Ko-Myo tradicional; luego traza delante de tu cuerpo un Cho-Ku-Rei grande y también trázalo sobre cada uno de tus chakras.

 
Si lo deseas, traza además los seis símbolos en el aire.

 
Apertura del aura y del Candi Central: (Por detrás.) Colócate detrás del alumno y traza el símbolo de la serpiente de fuego ondulada y el Raku desde la cabeza hasta la base de la columna.
Armonización de auras y apertura del chaina corona: (Por detrás.) Coloca tus manos encima de su cabeza y medita unos minutos para sintonizarte con su aura. A continuación abre el chakra corona mentalmente o con un gesto, como separar las manos o girarlas en sentido contrario a las agujas del reloj, aspira y conten el aliento manteniendo la posición Hui Yin mientras introduces el siguiente símbolo.

Introducción del Dai-Ko-Myo no tradicional en la cabeza a través del chakra corona: (Por cidras.)
Abre tus manos encima de la cabeza del alumno unos instantes y después coloca tu mano izquierda junto a su oreja izquierda (que permanecerá junto a la oreja izquierda mientras estemos detrás); trazas el Dai-Ko-Myo no tradicional en tu mente, lo dibujas con la mano derecha sobre su cabeza y soplas sobre el chakra corona, imaginando cómo con el soplo se traslada el símbolo hasta el chakra corona del alumno y baja suavemente hasta la base de su cráneo guiado por tu mano derecha.
Respira hondo y conten otra vez el aliento mientras introduces los siguientes símbolos.

Introducción de los símbolos del grado uno en la cabeza: (Por detrás.) Toca ahora su hombro izquierdo (previamente, habrás convenido con él que al hacerlo debe colocar las manos juntas encima de la cabeza) y, cuando suba las manos encima del chakra corona, trazas únicamente el Cho-Ku-Rci y guiándolo con la mano derecha lo alojas también en la base de su cráneo, repitiendo tres veces su nombre.
Coge sus manos con las tuyas encima de su cabeza y sopla encima de ellas y de su chakra corona.
Vuelve a colocarle las manos en el pecho en la posición de orar.

 

Introducción de los símbolos del grado uno en las monos: (Por delante.) Pásate ahora delante del alumno, ábrele las manos y, colocando tu mano izquierda debajo de las suyas, trazas los símbolos del grado uno sobre sus  palmas (antes, aspira hondo y conten el aliento); traza únicamente el Cho-Ku-Rei y palmeas tres veces encima de sus manos, imaginando cómo entran los símbolos en sus manos y repitiendo tres veces sus nombres.
(Por delante.) Vuelve a colocarle las manos en el pecho y sopla sobre ellas, luego hacia abajo al chakra de la raíz, y de nuevo hacia arriba, volviendo hacia abajo otra vez hasta las manos (chakra del corazón).

Finalización y sellado: (Por detrás.) Ahora te colocas de nuevo por detrás, le pones suavemente tus manos en sus hombros y miras mentalmente a través de su chakra corona hasta su chakra de la raíz, visualizando la columna de energía del Canal Central alrededor de la médula espinal mientras compruebas que los símbolos correspondientes hayan quedado insertados en él, y repites mentalmente la frase que hayas elegido para la sintonización de la Maestría Reiki:
Tú [nombre del alumno] eres ahora un sanador Reiki Uno.

 

Desde ahora |nombre del alumno), tienes la capacidad de transmitir la energía Reiki Uno y de actuar en el plano físico.

 

Ahora forma un triángulo con tus índices y tus pulgares, los colocas por detrás en la base de su cráneo y mentalmente dices:
Aquí y ahora yo sello este proceso de sintonización de [nombre del alumno], con divino amor y divina  sabiduría.

Visualizas cómo los símbolos que has introducido se quedan encerrados tras esta puerta imaginaria, cierras el aura mentalmente o con un gesto, trazas el Raku a lo largo de su columna vertebral y para terminar le vuelves a colocar tus manos en sus hombros con la finalidad de igualar las frecuencias de vuestras auras realizando varias órbitas microcósmicas amplíanciólas para abarcar en ellas al alumno y redistribuir la energía que se ha generado durante el proceso de sintonización.
Finalmente, realizas un acto de gratitud a los guías tuyos y del alumno y al Creador, manifestándoles tu agradecimiento por haber sido los protagonistas de esta maravillosa experiencia con la que Dios os ha obsequiado.

Originally posted 2014-05-22 16:50:26.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario