El Antahkarana en Reiki Tres

El Antahkarana en Reiki Tres

En eslado alfa, visualiza tu cuerpo sutil, que es una replica energética exacta de tu cuerpo físico, y dentro de él, visualiza tu mente individual o Antahkarana, que te conduce hasta las puertas de tu registro akáshico, donde están grabadas todas las situaciones, pensamientos y emociones de tu vida.

Algunas de ellas las has interpretado y clasificado en función de tus creencias y de la información que ya tenías almacenada, la cual utilizas como punto de referencia para ello, mientras que otras, que son las que te han producido dolor o placer, permanecen grabadas en un nivel más profundo, las que te han producido placer en azul o verde, y las productoras de dolor en rojo.

Visualizo como un observador objetivo las situaciones (o samskaras) que no quise interpretar en su momento porque podían producirme dolor, y para evitarlo me inhibí y las supriml de mi mente consciente, pero, a pesar de ello, estas situaciones no interpretadas han quedado grabadas en mi subconsciente, y al no haber sido expresados sus aspectos negativos han seguido influyendo en mi vida y actualmente son la causa de algunos de mis bloqueos, frustraciones, tensiones, ansiedad, etcétera.

La meditación con el símbolo del Antahkarana y con los símbolos Reiki me ayudan a sacar estas situaciones a la superficie, para reintcrpretarlas, nutrirlas con amor y energía Reiki y después volver a archivarlas recscritas o bien neutralizarlas.

La meditación con el Antahkarana

Se coloca una imagen con el símbolo enfrente de los ojos, aproximadamente a un metro de distancia.

Sentados en la postura de meditación, cerramos los ojos, repasamos mentalmente todo el cuerpo, empezando por el dedo gordo del pie derecho, y se va eliminando cualquier tensión.
Abro los ojos y fijo la mirada en el centro del símbolo, manteniendo los ojos abiertos sin parpadear unos dos o tres minutos, hasta que empiecen a humedecerse por la secreción de las lágrimas.
Cuando me resulte molesto tener los ojos abiertos, los cierro y me concentro en la pantalla mental, en la cual aparece el símbolo en negativo; esta imagen durará unos minutos.

Cuando comienza a desvanecerse, vuelvo a abrir los ojos y repito lo mismo.

A la tercera o la cuarta repetición empiezo a sentir cómo mi entorno se disuelve y sólo permanecemos aquí y ahora, el símbolo y yo, mi Yo Interior.
Al inspirar visualizo cómo el símbolo se expande dentro de mi mente, y al espirar cómo se disuelve en el infinito.

El Antahkarana tiene el poder de elevar la frecuencia vibratoria de nuestro cuerpo energético.

Al observarlo fijamente, primero ves un halo luminoso a su alrededor, y después ves cómo avanza hacia ti y se vuelve tridimensional.
A veces lo ves girar en un sentido o en otro, o también puedes hacerlo girar mentalmente.

8580_617001031644188_374200748_n

Originally posted 2014-05-19 15:06:55.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario