El Reiki y los ejercicios energéticos en Reiki Dos

El Reiki y los ejercicios energéticos en Reiki Dos

beneficios-reiki

El origen de muchas enfermedades es un mal funcionamiento de determinados órganos producido por
bloqueos en la circulación energética; por ello, si procuramos mantener limpios y depurados la red de meridianos o canales de circulación de la energía, contribuiremos a evitar las disfunciones que causan las enfermedades.

Si se produce algún bloqueo u obstrucción en una vía energética, el sistema puede hacerle frente a corto plazo con algún método de compensación, pero si no se elimina la causa del bloqueo desembocará en una enfermedad física o mental. Los antiguos orientales comprobaron que se podía manipular y dirigir la corriente energética de nuestro cuerpo para retrasar el envejecimiento y transmitirla de una persona a otra para sanar y curar muchas enfermedades.

Las artes marciales, el yoga, el Tai-Chi, el Qui-Gong o Chi-Kung son disciplinas que hansistematizado ejercicios y métodos para facilitar la circulaciónenergética a través del cuerpo físico, para mantenerlo sano y ponernos más en contacto con nuestra parte esperitual. «Yii Yi Yiin Chi» quiere decir usa tu mente para dirigir tu Chi o Ki.
Allí donde está concentrada nuestra mente y nuestro pensamiento está nuestro Ki. En Reiki se trabaja con la Energía Universal y gracias a ello todas las técnicas de manipulación de la energía son útiles en Reiki porque nos ayudan a acumular, canalizar y transmitir la energía.

A lo largo de nuestra vida tiene lugar un proceso gradual y constante de desgaste de la energía. Energía Vital y cuando llega a un nivel crítico deviene la muerte.

Por ello, debemos esforzarnos en recargar nuestra batería energética interna (tan-ticn), de forma que su nivel de energía vital permanezca constante y para conseguirlo debemos aportar y acumular más energía de la que gastamos. Con el Reiki y los ejercicios energéticos podemos mantener nuestros depósitos bioenergéticos a plena carga para que nuestros cuerpos físicos y sutiles puedan tener un funcionamiento óptimo.

1 Postura de Abrazar el Árbol

Postura de Abrazar el Árbol

Postura de Abrazar el Árbol

Es una de las más sencillas y sin duda la más potente posición de acumulación energética si se mantiene el tiempo suficiente. De piecon las rodillas dobladas, el tronco recto, la cabeza alineada con la columna vertebral y el mentón retraído para estirar la nuca, colocamos los brazos paralelos al suelo y doblados por los codos como si abrazáramos un árbol o sujetáramos una pelota. Respirar lentamente y permanecer en esta postura todo el tiempo que se pueda. Comenzaremos con 5 minutos e iremos aumentando progresivamente hasta llegar a los 20 minutos. Concentramos nuestra atención en el tan-lien, punto energético situado tres centímetros por debajo del ombligo. Durante esta postura mantendremosi los labios cerrados y la lengua en contacto con el paladar que conecta los dos meridianos du-mai y ren-mai y cierra el cierra el circuito de la órbita microcósmica Además, la lengua en esta posición favorece la secreción de saliva que contiene Energía Vilal, y en vez de tragarla frecuentemente la dejaremos que se acumule en la boca y la ingeriremos periódicamente imaginando que es una bola de energía nutritiva que se acumula en el tanlien. En esta posición trazaremos con la lengua en el paladar los tres símbolos que se nos dan en Reiki Dos: el Cho-Ku-Reí, para potenciar la entrada de la energía en nuestro cuerpo físico; el Sei-He-Ki, para enviar la energía al área mental-cmocional. y el Hon-Sha-Ze-Sho-Nen, para conectar y canalizar energía a nuestro cuerpo mental. Posteriormente, visualizaremos los tres símbolos en color violeta como están anclados en nuestra mente para poder utilizarlos con nosotros mosmos o coin nuestros semejantes cuando los necessitamos. Por el meridiano du-mai se transmite la energía yang al cerebro y por el meridiano ren se transmite la energía yin. Al inhalar y elevar el ano sube a través de los pies y las piernas la energía yin telúrica, que se mezcla con la energía yang celeste, ascendiendo por el mendiano du-mai situado en la espalda, y en la exhalación la eneigia inicia el descenso por el meridiano ren-mai en la parte anterior del cuerpo. Con la inhalación siguiente se repite este ciclo hasta que la circulación de la energía se realiza con continuidad en circuito cerrado. Lo notaremos porque sentimos cosquilieos y hormigueos en los lugares por donde pasa ta energía; primero percibiremos un cosquilleo en la nuca y alrededor de la cabeza y luego lo notaremos en el estómago cerca del punto tantien. Con la practica percibiremos claramente las sensaciones físicas asociadas al paso de la energía. Al llegar a la altura de las vértebras cervicales, la energía que sube también se desvia por tas axilas hacia los brazos y los dedos, volviendo a la cabeza, bajando a los pies y subiendo de nuevo por el tronco hasta los brazos, recorriendo el circuito formado por los 12 meridianos principales. La postura de abrazar el árbol refuerza la circulación de la energía por el sistema de meridianos, y la concentración y el almacenamiento de la misma en el tan-tien, produciendo efectos en el orden físico como mas resistencia, más vigor y mas inteligencia y en el orden espiritual eleva la frecuencia vibratoria de buestros campo energético, aumentando nuestra potencia transmisora de energía en las sesiones Reiki.

2 La posición Hui Yin o elevacion del ano

El pumo Hui Yin esta situado entre la zona sexual y el ano. Al contraer los músculos del ano cerramos una puerta de salida de la energía y estimulamos el punto Huí Yin, que impulsa la energía hacia arriba por la columna vertebral a través del meridiano du-mai. para después concentrarla y almacenarla en el tan-lien. Este movimiento lo podemos potenciar si a la vez realizamos una contracción del bajo vientre que empuja a la energía hacia arriba obligándola a circular por los meridianos siguiendo a nuestro pensamiento.

Posición Hui Yin

Posición Hui Yin

3 Posición de la lengua en contacto con el paladar Ésta es una postura clásica en varias disciplinas orientales Chi-Kung, kundalini yoga y Pranayama yoga. Al poner la punta de la lengua en contacto con el paladar se comunican dos meridianos, el du mai, que es el meridiano o vaso gobernador, por el que circula energía yang, que empieza en el extremo del cóccix y sube por la columna vertebral y por la parte posterior de la cabeza pasa por el punto Bai Hui, situado en el extremo superior de la cabeza, acabando en los dos dientes incisivos superiores, y el ren mai o meridiano de la concepción, por el que circula energía yin, que comienza en el punto Hui Yin y sube por la parte delantera del cuerpo hasta acabar en los incisivos inferiores. (En India se les llama ida y píngala; ida es femenino y circula hacia abajo; pingala es masculino y circula hacia arriba y ambos se entrelazan alrededor de un eje central llamado sushumna, que es el canal energético principal que va del chakra de la raíz al chakra corona, y coincide con la columna vertebral en el plano físico, dejando a los chakras en el centro de los bucles.) Al quedar comunicados los dos meridianos y cerrar la postura Hui Yin se clausura el circuito de circulación energética microcósmica dentro de nuestro cuerpo, de forma que al inhalar la energía sube por la columna vertebral al cerebro, y al exhalar por el puente que realizamos con la lengua comienza la bajada hasta el punto Hui Yin, desde el que se repite un nuevo ciclo con la siguiente inspiración. Al principio realizaremos 10 o 12 ciclos lentamente hasta que seamos conscientes de la bola energética que se mueve dentro de nosotros, subiendo por la columna vertebral hasta la cabeza, rodeándola y bajando por el pecho; cuando practiquemos más veces, realizaremos unos 20 ciclos. En Reiki procuraremos realizar unos ciclos de circulación microcósmica antes de cada sesión y también antes de los alineamientos, y si es posible mantendremos la postura Hui Yin y la lengua en contacto con el paladar varias veces durante las sesiones.

cabeça

4 La Órbita microcósmica Es una combinacón de las técnicas anteriores: de pie o sentados, contraemos el ano y el vientre, colocamos la lengua contra el paladar, inspiramos y visualizamos cómo la energía sube por la columna vertebral hasta la cabeza, retenemos unos segundos y empezamos a espirar visualizando cómo la energía pasa por la lengua y baja por el pecho hasta el abdomen y el ano, donde comienza un nuevo ciclo con la inspiración. Notaremos un ligero cosquilleo que recorre el camino indicado y después percibiremos una bola luminosa que circula por este circuito siguiendo nuestras órdenes. Después de realizar unos 20 ciclos notaremos cómo se calienta el tan-tien, el cual visualizamos como una bola roja por debajo del ombligo. con la práctica, la órbita de circulación microcósmica se ponderá en funcionamiento com sólo pensar en ella.

Órbita de circulación microcósmica de la energía

Órbita de circulación microcósmica de la energía

5 Dejar los dedos de las manos sueltos A esta postura de la mano se le llama la boca del tigre y produce un espontáneo fluir de la energía hacia las manos y las puntas de los dedos, que percibiremos claramente en forma de cosquilieos y vibraciones.

Dejar los dedos de las manos sueltos

Dejar los dedos de las manos sueltos

Al realizar una sesión colocaremos las dos manos unos 15 centímetros por encima del paciente y dejaremos los codos en suspensión y los dedos sueltos y caídos por la fuerza de la gravedad, notando cómo esta posición favorece el flujo de la energía hacia los dedos y hacia el paciente porque cada dedo tiene puntos de origen o de terminación de los meridianos, pasando la energía del tronco hacia los brazos y los dedos, y de éstos al paciente.

 

6 Sentados con las palmas de las manos hacia arriba

Sentados en la posición de meditación o en una silla con la espalda recta colocamos las manos sobre las rodillas con las palmas hacia arriba, la lengua en contacto con el paladar y la posición Hui Yin; comenzamos trazando los tres símbolos con la lengua en el paladar, realizamos unas órbitas de circulación microcósmica y visualizamos los tres símbolos Reiki primero de color dorado; a la vez dirigimos nuestra atención a los puntos Lao-gong situados en el centro de las palmas de las manos y rápidamente notaremos cosquilieos, hormigueos y calor en las manos, los cuales nos indican que la Energía Universal está penetrando por ellas. Mentalmente dirigimos esta energía al punto tan-tien, situado por debajo del ombligo, y la vamos acumulando allí sintiendo cómo se calienta esta zona y visualizando la bola roja de energía que se va formando.

Sentrados con las palmas de las manos hacia arriba

Sentrados con las palmas de las manos hacia arriba

Originally posted 2014-05-12 14:32:39.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario