La Maestría. Cómo realizar las sintonizaciones

La Maestría. Cómo realizar las sintonizaciones

En el curso de Maestría se enseñan fundamentalmente los procedimientos y las técnicas para realizar las sintonizaciones.
Hay muchas (orinas de efectuarlas, lanías como maestros, ya que con la práctica cada uno va adaptando su propio método, aunque si se reciben de un Maestro Reiki todas son igualmente efectivas.
Las sintonizaciones son ceremonias solemnes en las que el Maestro invoca a sus guías y a los del alumno para que le ayuden y le utilicen como canal para transmitir su energía de alta frecuencia y poder realizar una sintonización óptima en el alumno.
Por ello, el alumno y el Maestro deben prepararse lo mejor posible y adquirir plena conciencia de la ceremonia que se va a realizar.
Los alumnos deben permanecer con los ojos cerrados durante todo el proceso y con las manos en la posición de oración, aunque si se cansan pueden colocarlas encima de sus piernas.
Tanto la lengua del alumno como la del Maestro deben permanecer en contacto con el paladar durante toda la sintonización para poner en contacto los meridianos du-mai y renmai y facilitar la circulación de la energía a través de la Órbita microcósmica.

Preparación de los alumnos y colocación: La forma más cómoda de realizar las sintonizaciones es con los alumnos sentados en sillas normales con la espalda recta.
Como el Maestro debe realizar manipulaciones desde delante y por detrás, lo más indicado es colocar las sillas de forma circular, dejando espacio suficiente delante, detrás y entre ellas para poder moverte con libertad.
Para no distraerles durante la ceremonia les explican a los alumnos los movimicntc fe las manos que deberán realizar:

1. ° Que deben colocarlas en posición de oración junto al chakra del corazón, y que…
2. ° Cuando les toques el hombro izquierdo deben levantar las manos y colocarlas encima de la cabeza en el chakra corona, enseñándoles
el movimiento.
3. ° Diles que después colocarás tus manos sobre su cabeza, pero que entonces ellos no tienen que hacer nada.
4. ° Explícales también que cuando les cojas sus manos para manipulárselas no opongan ninguna resistencia.

Preparación del Maestro: El Maestro debe prepararse comenzando con algún ejercicio de acumulación energética.

Es preferible que antes de la sesión realice el ejercicio del árbol o cualquier otro similar, con la finalidad de acumular la máxima energía en
su sistema.
Después de colocar a los alumnos y de darles las instrucciones que hemos visto, dejas a los alumnos realizando una breve concienciación mientras tú te preparas concentrándote en el tipo de sintonización que vas a efectuar; para ello, puedes realizarte una autosintonización si te parece oportuno.
El Maestro realizará unas vueltas de su Órbita microcósmica para activar sus chakras al máximo y tomar conciencia de su Canal Central, ampliando su aura y su campo energético y procurando realizar una fusión de las auras de los alumnos y de la suya propia, de forma que el grupo se convierta en una entidad energética autónoma con su propio Canal Central que el Maestro potenciará con su fuerza espirilual dirigiéndolo hacia el Universo y hacia la Tierra.

Una vez conectado y sintonizado con el grupo y antes de comenzar la ceremonia, realizará una oración invocando a sus guías y los guías de cada alumno pidiéndoles amorosamente su ayuda para la sintonización.
Durante toda la ceremonia el Maestro debe procurar mantener la lengua en contacto con el paladar y el Hui Yin contraído mientras realiza la sintonización, con la finalidad de que no haya fugas de energía para poder mantener su integridad energética y lograr la máxima fluidez de circulación y acumulación en su sistema energético, consiguiendo con ello realizar unas sintonizaciones más potentes.

Duración: La duración de las sintonizaciones no es fija, pudiendo variar en función de las circunstancias y del número de alumnos, y serán la intuición y la experiencia del Maestro las que determinen el tiempo para realizarlas (a título oricntativo, serán suficientes unos 15 minutos para cada alumno).

Realizacion de las sintonizaciones

En mi escuela he sistematizado un método propio dividido en siete fases, de las cuales la 1.a, 2.a, 3.a, 4.a y 7.a son iguales para todos los grados, y se diferencian únicamente en los pasos 5.° y 6.°:

1.° Oración inicial: (Por delante del alumno.) Antes de comenzar, sitúate delante de alumno y realiza una oración silenciosa salu dando y pidiendo ayuda a Dios, a tus guias Reiki, a los del alumno, a los Maestros Ascendidos, a tu Yo Superior, a los ángeles y arcángeles, etcétera, comunicándoles que con su ayuda vas a realizar una sintonización Reiki del grado que corresponda. Ahora traza en tus dos manos el Cho-Ku-Rei y el Dai-Ko-Myo tradicional, luego traza delante de tu cuerpo un Cho-Ku-Rci grande y también sobre cada uno de tus chakras.

Si lo deseas, traza además los seis símbolos en el aire.

2.° Apertura del aura y del Canal Central: (Por detrás.) Colócale detrás del alumno y traza el símbolo de la serpiente de fuego ondulada y el Raku desde la cabeza hasta la base de la columna.
Para la apertura del aura puedes utilizar además el método que te parezca más conveniente; yo, después de percibir la vibración del aura, realizo unos movimientos como apartándola, o de apertura como si abriera una gran cremallera energética.

3.° Armonización de auras y apertura del chakra corona: (Seguimos colocados detrás del alumno.) Ahora coloca suavemente tus manos encima de su cabeza y medita unos minutos para sintonizarte con su aura.

A continuación abre su chakra corona mentalmente o con un gesto sintiendo la energía, como separar las manos, o girarlas en sentido contrario a las agujas del reloj; aspira y conten el aliento en posición Hui Yin mientras introduces el siguiente símbolo.

4.° Introducción del Dai-Ko-Myo no tradicional en la cabeza a través del chakra corona: (Todavía seguimos colocados por detrás del alumno.)

Abre tus manos encima de la cabeza del alumno unos instantes; después coloca tu mano izquierda junto a su oreja izquierda sin locarla, a una distancia de unos cinco centímetros (que permanecerá junio a la oreja izquierda mientras eslemos detras).
Trazas el Dai-Ko-Myo no tradicional en tu mente, lo dibujas con la mano derecha sobre su cabeza y soplas sobre el chakra corona, imaginando cómo con el soplo se traslada el símbolo hasta el chakra corona del alumno y baja suavemente hasta la base de su cráneo guiado por tu mano derecha.

Respira hondo y conten otra vez el aliento, manteniendo a la vez la posición Hui Yin mientras introduces los siguientes símbolos.

5.° Introducción en la cabeza de los símbolos del grado correspondiente: (Por detrás.) Toca ahora su hombro izquierdo (previamente, habrás convenido con él que al hacerlo debe colocar las manos juntas encima de la cabeza) y cuando suba las manos encima del chakra corona, traza los símbolos correspondientes y, guiando cada uno con la mano derecha, los alojas también en la base de su cráneo, repitiendo tres veces el nombre de cada símbolo.

Toma sus manos entre las tuyas encima de su cabeza y sopla sobre ellas y sobre su chakra corona.

Vuelve a colocarle las manos en el pecho en la posición de orar.

6.° Introducción en las manos de los símbolos del grado correspondiente: (Por delante.) Pásate ahora delante del alumno, ábrele las manos extendidas y juntas con las palmas hacia arriba, y, colocando tu mano izquierda debajo de las suyas, con la derecha trazas los símbolos correspondientes (antes aspira hondo y conten el aliento); después palmeas o repicas encima de sus manos, tres veces con cada símbolo, imaginando cómo entran los símbolos en sus manos y repitiendo tres veces sus nombres.

Ahora le vuelves a colocar las manos en el pecho y soplas sobre ellas, luego hacia abajo al chakra de la raíz y de nuevo hacia arriba, volviendo hacia abajo otra vez hasta las manos, que estarán en posición de oración junto al chakra del corazón.

7.° Finalización y sellado: (Por detrás.) Ahora te colocas de nuevo por detrás, le pones suavemente tus manos en sus hombros y miras mentalmente a través de su chakra corona hasta su chakra de la raíz, visualizando la columna de energía del Canal Central alrededor de la médula espinal y comprobando que los símbolos correspondientes hayan quedado insertados en él, repites mentalmente la frase que hayas elegido para la sintonización de la Maestría Reiki:

Tú [nombre del alumno) eres ahora un sanador Reiki Uno.
Desde ahora ¡nombre del alumno] tienes la capacidad de transmitir la energía Reiki.

Ahora forma un triángulo con tus índices y tus pulgares, los colocas por detrás en la base de su cráneo y mentalmente dices:

Aquí y Ahora yo sello este proceso de sintonización de (nombre del alumno], con divino amor y divina sabiduría.

Visualizas cómo los símbolos que has introducido se quedan encerrados tras esta puerta imaginaria, cierras el aura mentalmente o con un gesto, trazas el Raku a lo largo de su columna vertebral y para terminar, le vuelves a colocar tus manos en sus hombros con la finalidad de igualar las frecuencias de vuestras auras realizando varias órbitas microcósmicas ampliándolas para abarcar en ellas al alumno y redistribuir la energía que se ha generado durante el proceso de sintonización.
Finalmente, realizas un acto de gratitud a los guías tuyos y del alumno y al Creador, manifestándoles tu agradecimiento por haber sido los protagonistas de esta maravillosa experiencia con la que Dios os ha obsequiado.

Diferencia entre las sintonizaciones: La diferencia entre las sintonizaciones de cada grado es que en Reiki Uno sólo entra en las manos el Cho-Ku-Rei; en Reiki Dos entran el Cho-Ku-Rei, el Sei-Hc-Ki y el Hon-Sha-Ze-Sho-Nen; en Reiki Tres se inserta además el Dai-Ko-Myo, y en la Maestría se añaden la enseñanza del Raku y de los símbolos tibetanos.

Para que tus sintonizaciones sean más potentes conviene que realices tú mismo o en compañía de tus alumnos algún ejercicio específico de acumulación energética durante diez minutos aproximadamente:

He comprobado, sin duda alguna, que los ejercicios que mejores resultados producen son:

Mantener la postura de abrazar el árbol durante algún tiempo, acompañado de la posición Hui Yin (lengua en contacto con el paladar y ano contraído), que puedes acompañar con unos cuantos ciclos microcósmicos.
También puedes utilizar la postura del jinete con las palmas de las manos hacia arriba, adoptar la postura Hui Yin y realizar una visualización de respiración violeta: realiza varias respiraciones profundas moviendo los codos hacia atrás con las palmas hacia arriba e imagina que al inspirar entra por el chakra corona un haz de luz blanca que atraviesa tu lengua en contacto con el paladar, baja por la parte delantera de tu cuerpo hasta el punto Hui Yin y después pasa por la base de la columna subiendo por la espalda por dentro de la médula espinal hasta llegar de nuevo a la cabeza, desde donde comienza de nuevo a bajar para repetir el mismo ciclo; ahora imagínate que esta luz blanca sigue girando y se vuelve primero azul clara y poco a poco va cambiando al color violeta (tú puedes visualizar el Dai-Ko-Myo de color dorado arrastrado por la corriente de luz violeta y cuando has realizado varios giros, lo soplas hacia la base del cráneo del alumno donde se queda fijado).

Originally posted 2014-05-22 16:31:31.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario