Los chakras y el Reiki (2)

Los Chakras y el Reiki

chakras y reiki La Fuerza Vital es lo que mantiene vivas a todas las entidades a las que Dios ha dotado e vida. Nuestro cuerpo físico o material está animado por esta Fuerza Vital que penentra por unas puertas de entrada denominadas chakras, y fluye incesantemente a través de unos canales energéticos llamados meridianos y nadis. La palabra chakra, en sánscrito, significa rueda o disco que gira. Un chakra es una puerta de entrada a la energía; es como una válvula de entrada en nuestro campo energético con forma de cono o embudo que gira como un torbellino en el sentido horario permitiendo la absorción de la energía. La misión de los chakras es canalizar las energías de vibración superior hacia las estructuras celulares y orgánicas del cuerpo físico; para ello deben realizar una adaptación previa de estas energías bajándolas a un nivel de vibración inferior para sintonizarlas con la frecuencia vibratoria propia de cada persona. Hay unanimidad en señalar que tenemos siete chakras principales o mayores y veintiún chakras secundarios o menores (para el estudio de los chakras en profundidad nos remitimos a las obras: Manos que curan, de Barbara Ann Brennan, y Los Chakras, de Anodea Judith). La Energía Universal es recibida e absorbida por los chakras; éstos, antes de asimilarla, realizan un ajuste sintonizándola a la frecuencia vibratoria particular de cada ser, que será más alta o más baja en función del grado de evolución espiritual de cada persona; una vez absorbida y sintonizada, se transforma en la Energía Vital individual de cada uno, siendo conducida a través de los canales o vías de circulación energética hacia los átomos y células que componen los órganos, glándulas y tejidos del cuerpo material, los cuales se nutren de ella y la utilizan para mantener sus funciones vitales. chakras y glandulas Cuando la Energía Vital no circula con fluidez disminuye o se interrumpe su libre circulación y los órganos corporales no pueden realizar adecuadamente sus funciones produciéndose la enfermedad. Las enfermedades y dolencias en el plano físico son el reflejo de un mal funcionamiento de nuestro plano no físico, de forma que cuando tenemos pensamientos o sentimientos negativos sobre nosotros mismos o sobre los demás se orginan unas fuerzas negativas que interfieren en el flujo de la Energía Vital impura provoca el mal funcionamiento de las partes del cuerpo a las que va dirigida, manifestándose en forma de dolencias y enfermedades. Tenemos siete chakras principales y veintiún secundarios. Los siete chakras principales ponen en contacto nuestro cuerpo físico con nuestros cuerpos sutiles y están conectados con el canal energético principal del organismo que coincide con la médula espinal: 1.º El primero se denomina chakra raíz; se encuentra situado en la base de la médula espinal, a la altura del cóccix, como un cono o embudo entre los muslos, orientado hacia el suelo y es de color rojo; está associado con la supervivencia y con el elemento tierra, que es sólida y densa. Tiene que ver con la salud física, la estabilidad, el arraigo y la existencia terrenal. 2.º El segundo es el chakra sexual o del ombligo, situado debajo del ombligo como un cono orientado hacia el frente; es de color naranja y tiene un chakra asociado en la espalda situado simétricamente y de menor tamaño, estando relacionado con la sexualidad y con las emociones, y con el elemento agua, que es un fluido. 3.º El tercero es el chakra del plexo solar, situado entre los costados por encimaa del ombligo; también ees un cono o embudo orientado hacia el frente y es de color amarillo; tiene un chakra asociado y de menor tamaño, y se relaciona con el poder personal y con el elemento fuego, que es transformador. 4.º El cuarto es el chakra del corazón, situado a la altura del corazón y orientado hacia el frente; es de color verde claro y tiene un chakra asociado en la espalda situado simétricamente y de menor tamaño, asociándose con el amor y con el elemento aire, que se caracteriza por su ligereza. 5.º El quinto es el chakra de la garganta, que es un cono situado en la garganta orienado hacia el frente de color azul claro; tiene un chakra asociado en la espalda situado simétricamente y de menor tamaño, y está relacionado con la comunicación con los demás y con el sonido, que sirve para materializar la comunicación. 6.º El sexto es el chakra del tercer ojo, que es un cono situado entre las cejas de color púrpura y tiene un chakra asociado en la espalda situado simétricamente y de menor tamaño; se relaciona con las faculdades extrasensoriales, clarividencia, intuición, imaginación y su elemento es la luz, que muestra y revela. 7.º El séptimo es el chakra corona, que es un cono situado en la parte superior de la cabeza y orientado hacia el cielo de color bblanco-violeta; se asocia con el conocimiento, la comprensión y el entendimiento y su elemento es el pensamiento, que guarda la información. Es el chakra que nos comunica con Dios y con nuestro Yo Superior. Excepto el primero y el séptimo, todos tienen otro chakra simétrico en la parte posterior, que se relacionan con la voluntad, mientras que los de la parte frontal se relacionan con los sentimientos. La función principal de los chakras es suministrar vitalidad al cuerpo físico canalizando la Energía Universal hacia los órganos, el sistema nervioso y otras partes de nuestra anatomía; para ello cada chakra está relacionado con un centro o plexo nervioso, una glándula endocrina y unos órganos determinados, y su misión es sintonizar la Energía Universal a la frecuencia vibratoria de nuestro cuerpo para que pueda ser asimilada por éste y distribuirla a través de los canales energéticos, denominados meridianos y nadis, a todo nuestro cuerpo para nutrirlo. También tienen una función psicológica emocional e mental. Confrome vamos avanzando espiritualmente, nuestro campo energético va aumentando su frecuencia, y los chakras aumentan también su nivel vibratorio proporcionándonos un nivel de conciencia superior, de forma que en el proceso de evolución espiritual cada etapa de la vida corresponde a un nivel energético cada vez más elevado. Los chakras principales están conectados al canal energético principal de nuestro cuerpo que discurre superpuesto a la médula espinal y se denomina sushumna, que a sua vez está rodeado por dos canales energéticos que suben entrelazados a sua alrededor, que se denominam ida y pingala, y de ella parten las vías energéticas secundarias denominadas nadis o también meridianos. Para uqe nuestros cuerpos funcionem armónicamente, todos los chakras deben estar abiertos y ser equilibrados o del mismo tamaño y si alguno está cerrado o bloqueado se producirá una disfunción energética que puede acabar en enfermedad física o mental. Con el Reiki podemos detectar cuál chakra funciona mal y reajustarlo mediante la técnica del Equilibrado de Chakras. Al recibir un tratamiento Reiki, a través las manos del transmisor, acogemos una dosis elevada de Energía Universal pura y limpia que penetra en nuestros cuerpos a través de los chakras, depurando la negatividad y eliminando los bloqueos energéticos. En el transmisor, la energía Reiki penetra por el chakra corona y desciende por el chakra del corazón hasta que sale por los puntos energéticos o chakras de nuestras manos denominados puntos Lao-gong. El Reiki y las manos Las manos en Rciki son muy importantes porque actúan como receptoras y como transmisoras de energía. tumblr_mwjempLQbM1r568bqo1_500 Al efectuar un tratamiento, las manos del transmisor funcionan como un radar móvil que percibe el estado energético del cuerpo del receptor, recogiendo sensaciones como frío, hormigueo, calor, vibración, vacío, movimiento, etcétera. También por las manos recibimos la Energía Universal cuando efectuamos las técnicas adecuadas para ello, que explicaremos más adelante. Situados en las palmas de las manos se encuentran los puntos Lao-gong, que son una especie de chakras secundarios en los que confluyen los meridianos que descienden por el brazo, el del pulmón, el del corazón y el delpericardio, actuando como auteénticos emisores de energia.

Detección y chequeo de los chakras

Para detectar los chakras podemos utilizar las manos, el biotcnsor o el péndulo. Con las manos: las colocamos a unos quince centímetros del cuerpo del receptor encima de cada chakra hasta que detectemos en ellas sensaciones como de hormigueo, presión, calor, frío, etcétera… Comenzamos en la zona del ombligo o ttiníicn, que es la parte más energética del cuerpo y donde es más fácil detectar actividad energética. Si no conseguimos captar nada en esa zona vamos subiendo muy lentamente hasta que notemos alguna sensación, que será la señal que nos indica que nos hallamos encima de un chakra. Nos concentramos y prestamos atención a las sensaciones que percibimos. Para abrir el chakra lo hacemos concentrándonos en él y visualizando cómo se abre, a la vez que realizamos con las dos manos simultáneamente un movimiento en el sentido contrario a las agujas del reloj. Para cargarlo dejamos las manos encima o las ponemos en contacto con el cuerpo (en Reiki Dos utilizaremos además los símbolos). Para cerrarlo y reactivarlo, giramos las dos manos simultáneamente con un movimiento circular en el sentido de las agujas del reloj.

Detección de los chakras con el biotensor

Detección de los chakras con el biotensor

Detección de los chakras con las manos

Detección de los chakras con las manos

Con el biotcnsor: es una herramienta que sirve para detectar campos energéticos sutiles, consistente en un mango metálico de unos veinte centímetros de longitud y dos de anchura, recubierto de una capa de plata, oro o cobre, la cual tiene adosada en uno de sus extremos una fina varilla de acero muy sensible con una arandela de cobre de medio centímetro de anchura soldada en la punta, tallada con varios círculos concéntricos, y que al detectar un campo energético favorable oscila de arriba a abajo, si es desfavorable oscila de lado, y si permanece quieta no detecta nada. El biotcnsor es un aparato muy sensible que al detectar actividad energética en el organismo comienza a moverse de diferentes formas. Hay que conocerlo para interpretar sus movimientos; si se mueve en sentido vertical es que ha detectado energía positiva y si no se mueve nos indica que el chakra está cerrado; si se mueve horizontalmente nos advierte que en esa zona existe un bloqueo energético o un nudo de energía negativa. Con c¡ péndulo: previamente, habremos debido calibrar el péndulo de forma que otorguemos un valor positivo o negativo a cada sentido del giro y a los movimientos transversales, así como a la falla de movimiento del transmisor. El péndulo se mueve por la acción de tres campos energéticos, el del transmisor, el del receptor y el del propio péndulo y sus oscilacioncs nos indican la cantidad y la calidad de la energía existente en la zona sobre la que actúa, pero exige un aprendizaje y una coordinación previa para interpretar sus movimientos.

CUADRO RESUMEN DE LOS CHAKRAS
NOMBRE DENOMINACIÓN UBICACIÓN COLOR GLANDULAS ASOCIADAS ELEMENTOS ANATÓMICOS ASOCIADOS
Muladhara. Primer chakra Chakra de la raíz o base. En la base de la columna vertebral, entre la zona genital y el ano. Orientado hacia la tierra. No tiene simétrico en la espalda. Rojo. Testículos, ovarios y suprarrenales. Columna vertebral, ríñones, plexo nervioso coxlgeo.
Svadhisihana Segundo chakra Chakra sexual o del ombligo. Debajo del ombligo. Orientado hacia el frente. Tiene un simétrico en la espalda. Naranja. Testículos y ovarios. Sistema reproductor, plexo nervioso sacro.
MonijMini Tercer chakra Chakra del plexo solar. Encima del ombligo. Orientado hacia el frente. Tiene un simétrico en la espalda. Amarillo Suprarrenales, páncreas. Estómago, hígado, vesícula biliar, plexo nervioso solar.
Anahala Cuarto chakra Chakra de) corazón. En el esternón. Orientado hacia el frente. Tiene un simétrico en la espalda. Verde Timo. Corazón, sangre. sistema circulatorio, plexos nerviosos pulmonar y cardiaco.
CUADRO RESUMEN DE LOS CHAKRAS
Vishudha Quinto chakra Chakra de la garganta. En la garganta. Orientado hacia el frente. Azul claro. Glándula tiroides y paratiroides. Bronquios, cuerdas vocales.
Tiene un simétrico en la espalda. pulmones, aparato digestivo y plexo nervioso faríngeo.
Ajna Sexto chaina Chakra del tercer ojo. Entre las cejas. Orientado hacia el frente. Tiene un simétrico en la espalda. Azul . oscuro. Glándula pineal. Zona inferior del cerebro, ojo izquierdo, orejas, nariz, plexo nervioso de la carótida.
Sahasrara Séptimo chakra Chakra corona. En la coronilla. Orientado hacia el ciclo. No tiene simétrico. Violeta o blanco. Glándula pituitaria. Zona superior del cerebro, ojo derecho, conjunto del córtex cerebral.

Originally posted 2014-05-07 08:56:50.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario