Los símbolos de Reiki Dos

Los símbolos de Reiki Dos

Los símbolos que le fueron revelados a Usui son la esencia del Reiki, y cada uno de ellos tiene el poder de producir unos efectos específicos, ademas de potenciar la transmisión de la Energía Universal.

En el sistema Usui de Reiki se usan cinco símbolos; los tres primeros en el grado Reiki Dos y el cuarto y el quinto en Reiki Tres.

En la Maestría se dan dos símbolos más que únicamente se utilizan para realizar las sintonizaciones.
Los símbolos se deben memorizar, y tambien conocer perfectamente el orden de trazado de sus lincas; generalmente se usan trazándolos en el aire con la mano, sellándolos después en el centro del trazado con un movimiento de empuje, e invocando su nombre mentalmente tres veces como un manirá, aunque si los dibujas mentalmente producen casi los mismos efectos.

Los símbolos quedan insertados en el aura del alumno con las sintonizaciones realizadas por un maestro Reiki, y por ello su uso sin la sintonización no sirve de nada.

mikao

Además, la colocación de los símbolos en el aura es permanente, de forma que con la sintonización, el Maestro Reiki introduce los símbolos en los cuerpos sutiles del alumno y quedan para siempre formando parte de su aura.

Los símbolos tienen la virtualidad de abrir el paso para sintonizar con determinadas frecuencias de la Energía Universal que producen efectos específicos en el receptor, y esta apertura únicamente se produce cuando el transmisor ha recibido la sintonización para usar esos símbolos, ya que en este proceso se produce un ajuste en el aura del alumno que queda sintonizada para siempre con la frecuencia de cada símbolo de los que le han sido introducidos en el aura.

El aforo o cantidad de energía que se canalizará aumenta con cada grado recibido, y si con el grado Reiki Uno ya podemos canalizar energía, con el Reiki Dos, además de aumentar la potencia de transmisión, podemos actuar sobre el área mcntal-cmocional y transmitir a distancia en el tiempo y en el espacio; con el Reiki Tres se potencia todavía más la capacidad de transmitir y se nos enseñan nuevas técnicas energéticas.

Hay que tener en cuenta que en la potencia de las iransmisiones también influye el estado de depuración de los canales energéticos del transmisor, que deben encontrarse libres de bloqueos y depurados; por ello es conveniente que los practicantes Reiki asuman un cambio en sus hábitos de vida, incluyendo una alimentación higienista y el abandono de las adicciones como el tabaquismo o el alcohol.

Es fundamentalm para mantener abuertos los canales de circulación energética la realización diaria de ejercicios físicos y energéticos, la oración
y la meditación diaria, la práctica asidua del autotratamiento y asumir la aplicación de los cinco principios Reiki en nuestra vida cotidiana.

Los símbolos Reiki tienen su propia frecuencia vibratoria y al meditar concentrando nuestra atención en ellos producen el efecto de conectarnos con la Conciencia Universal y la Inteligencia Divina, que nos responden haciendo Huir hacia nosotros la Energía Universal, de forma que el transmisor realmente siente y percibe que a través de sus manos está transmitiendo fuerza pura de amor al paciente, quien la recibe en forma de paz, armonía, relajación y sosiego mental y físico, sintiéndose ambos conectados con algo superior y trascendente a ellos, con una sensación de expansión espiritual que se proyecta en el espacio y en el tiempo, generando un sentimiento de acogida  y bienestar como si nos encontráramos en el lugar que realmente nos corresponde por nuestra naturaleza divina.
Producen sus efectos por varias causas, ya que las ideas y los pensamientos adquieren fuerza cuando pasan de ser ideas abstractas a adquirir una forma concreta y definida en nuestra mente. De esta forma podemos visualizarlos haciendo que resulten más reales y puedan ser utilizados para producir sus efectos asociados. Al visualizarlos y otorgarles un nombre los acercamos a la realidad material perceptible por nuestros sentidos y asociamos a ellos sentimientos y energía que van haciendo más reales las situaciones a las que aplicamos los símbolos Reiki.

 

 

 

tumblr_mzrxexQb3I1qbvx8lo1_1280

 

Los símbolos son figuras que tienen un gran poder energético porque su vibración tiene la virtualidad de concentrar la energía para conseguir sus efectos característicos. Al trazarlos en el aire con la mano se crea un vacío en el espacio que es llenado por la esencia del símbolo, generándose las frecuencias vibratorias peculiares de cada uno de ellos.

Al visualizarlos mentalmente actúan como concentradores de la energía mental del transmisor, induciendo con sus altas paulas vibratorias la unidireccionalidad de la energía, para producir los efectos asociados a cada uno.

En la Antigüedad, estos efectos fueron sistematizados en las profundas meditaciones de los maestros; posteriormente fueron revelados a Usui en el día 21 de su retiro y hoy pueden ser utilizados por quienes han recibido la sintonización Reiki correspondiente.

Los símbolos son el vehículo que utiliza la conciencia para focalizar la energía, y por ello debe aprenderse su (razado perfectamente y en el orden establecido con la finalidad de poder visualizarlos claramente en nuestra mente.

Si aparecen distracciones, obsérvalas con desapego como un observador imparcial, déjalas pasar y vuelve a la imagen del símbolo manteniéndolo en tu pantalla mental; y si las imágenes intrusas se hacen persistentes, no opongas resistencia, déjalas pasar como nubes en el cielo, pero visualiza los símbolos junto a ellas y desaparecerán paulatinamente.

Al principio puede que sólo visualices su forma, pero si no tienes dificultad, puedes incluir los colores.
El color dorado es el color de la energía potente y curativa en el plano físico; el rosa y los tonos pastel son apropiados para situaciones emocionales y sentimentales, y el violeta y el blanco son los colores de la energía de alta vibración que son apropiados para las situaciones espirituales y para el contacto con tu Yo Superior y con el mundo espiritual.

Normalmente, en mis meditaciones visualizo y contacto con mis guias en tonos pastel de la gama de los amarillos y dorados; los seres espirituales los visualizo en un color blanco que deja intuir algunos reflejos de los colores del arco iris y a los guías Reiki los percibo de un color dorado intenso potente, luminoso y radiante.

El Cho-Ku-Rei

reiki3Es el símbolo del poder, también llamado el interruptor, porque abre el paso a la corriente de Energía Universal.
Se usa para preparar y depurar de energías negativas el espacio físico que rodea la sesión Reiki y para evitar que se produzcan fugas en
el paciente.

Con el Cho-Ku-Rci invoco a mis guías, que forman parte de la inteligencia universal, para que la energía acuda a mí, y sea utilizada por el Yo Superior del paciente para sanar el área que más necesite.

El trazado espiral de este símbolo concentra la energía, enfocándola en el centro de la espiral.

En el Cho-Ku-Rei tradicional, el giro de la espiral se produce en sentido contrario al de las agujas del reloj, comenzando con una línea horizontal de izquierda a derecha; luego baja verticalmente y se inicia el trazado de una espiral de tres revoluciones en sentido contrario al horario, sellando  inalmente el símbolo en el centro con un movimiento de empuje.

 

El trazo horizontal de izquierda a derecha es una llamada del hombre (que está sujeto físicamente en la Tierra dentro de los límites de la linca horizontal y Imita del tiempo lineal) a la energía; la línea vertical hacia abajo simboliza la Energía Universal descendiendo al hombre, y la espiral de tres revoluciones en sentido contrario al horario contacta con los siete chakras, finalizando en el chakra del corazón (para otros en el punto tan-tien, debajo del ombligo) donde se concentra la Energía.

Después de trazarlo en el aire o de visualizarlo se invoca mentalmente su nombre tres veces (es un mantra que potencia la localización de la energía) y se realiza su sellado con un movimiento de empuje en el centro para que no se escape la energía.
Puede ser imaginado en colores, en relación con el color del chakra que deseemos potenciar (consultar la guía de los chakras y sus relaciones) o también puede ser imaginado con el color sanador general, que es el color dorado.

Si se trata de un proceso emocional se visualizará de color rosa dentro del chakra del corazón, y para las meditaciones y los procesos espirituales se imaginará de color violeta.

En el tratamiento y autotrata miento se usa al principio y al final, y también puede usarse para potenciar un aspecto concreto de una transmisión, dibujándolo con la lengua sobre el paladar y visualizando cómo pasa al paciente.

Cuando en una sesión sintamos que nos desconccntramos o que la energía no se transmite fluidamente, visualizaremos un Cho-Ku-Rei en cada uno de nuestros chakras y uno rojo en el tan-tien, que se funden en uno más potente que transmitimos al paciente a través de nuestras manos.
Como es el símbolo protector, puede usarse para proteger cosas, situaciones, personas, animales, plantas, etcétera.

Por ejemplo, puede usarse para proteger tu automóvil, tu casa, a los niños, para evitar enfrentamientos físicos o verbales, y para depurar y encrgetizar el agua y los alimentos, etcétera (véase usos alternativos del Reiki).

El Sei-He-Ki

transferir (4)Es el símbolo mental-emocional.

Representa la Unión de Dios con el hombre.
Significa que «Todo lo que está arriba también está abajo».

Mi oración específica para este símbolo es: «Dios y yo somos amor.»

Se usa para la curación de aspectos de la personalidad mentales o emocionales.
El Sei-He-Ki actúa sobre el cuerpo emocional y la mente inconsciente, y su efecto energético es de alineamiento de los chakras superiores.

El equilibrio y la armonía se producen cuando el yin y el yang están equilibrados y este símbolo se usa para restablecer este equilibrio; también si el punto central se desplaza hacia uno u otro produciendo distorsiones mentales o emocionales que se pueden manifestar en el plano físico.

El Sei-He-Ki armoniza los hemisferios cerebrales.
Nuestro hemisferio cerebral derecho es la parte de éste responsable de la imaginación, la visualización, los sentimientos, los sueños y la intuición, y funciona de una forma holística manejando la información que contiene de forma paralela o indexada, regulando a la vez la parte izquierda de nuestro cuerpo.

El hemisferio cerebral izquierdo se ocupa del razonamiento lógico, racional y deductivo trabajando de forma analítica y secuencia paso a paso.

Cada hemisferio realiza una función y ambos se complementan entre sí, de forma que necesitamos a los dos para lograr y mantener una estructura de la personalidad cmocionalmente equilibrada.
Las situaciones de la vida son objetivas, siendo lo único que cambia nuestro modo de verlas y de interpretarlas, de forma que es nuestra actitud hacia ellas lo que hace que nos sintamos bien o mal; esta actitud viene determinada por nuestra forma de pensar, que a su vez depende del uso que realicemos de los dos hemisferios cerebrales.

Todo lo que somos y tenemos ha comenzado por una idea en nuestra imaginación que depende del imaginativo hemisferio derecho pero que se ve continuamente fiscalizada por la inspección racional y lógica que realiza el hemisferio izquierdo; de esta forma vamos perdiendo paulatinamente la confianza en nuestra mente intuitiva y la usamos cada vez menos.

Pero podemos volver a reulilizarla borrando su programación y grabando en ella nuevas pautas que potencien la autorrealización de nuestra verdadera personalidad.
Nuestro comportamiento actual está determinado por nuestras creencias actuales, de manera que si no nos satisfacen podemos cambiar
nuestras creencias y así variará nuestro comportamiento.

Nuestro comportamiento actual está determinado por nuestras creencias actuales, de manera que si no nos satisfacen podemos cambiar nuestras creencias y así variará nuestro comportamiento.

Lo que yo creo que es real se convierte en mi realidad, y mi autoimagen y mi autoestima dependen de mis creencias sobre mí mismo; por ello, si yo mismo me estoy criticando continuamente, me autoproduciré una creencia en mí mismo de desvalor, la cual me creará un sentimienlo de inferioridad, mientras que si continuamente me quiero y me acaricio aumentará mi autoestima y mi nivel de satisfaceión vital.
El Sei-Hc-Ki actúa sobre los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho equilibrándolos, de forma que nuestra personalidad sea lo más
armónica posible dentro de nuestro plan de vida, eliminando o disminuyendo los estados emocionales perturbadores como nerviosismo,
miedo, ira, estrés, furia, envidia, etcétera.

Trabajando con el Sei-He-Ki y con las creencias, podemos ayudar a vencer las depresiones, la ansiedad y las crisis de angustia que en realidad son desequilibrios de los cuerpos sutiles producidos por bloqueos energéticos que se han incardinado en nuestro aura, y que podemos disolver con la Energía Reiki depurada aue se transmite con el Sei-He-Ki.

Cuando en una sesión se deshace un nuao de energía negativa y se produce un desbloqueo de una emoción o un trauma podemos ayudar a disolverlo con el Sei-He-Ki; también si percibimos que el paciente está intentando liberar algún sentimiento o desahogarse pero no lo consigue, podemos ayudarle con este símbolo, trazándolo mentalmente, sobre el paladar o sobre su chakra del corazón, percutiendo a la vez suavemente sobre el limo.

Al invocar el Sei-He-Ki dirigimos la energía hacia los aspectos emocionales de la personalidad del paciente para que la utilice en lo que más la necesite.
Este símbolo puede ser usado para eliminar las dependencias o hábitos no deseados, como adicción al tabaco, al alcohol, a las drogas, al juego, al exceso de comida, o la actitud de no alimentarse, como la anorcxia.

En el autotratamiento, y para cambiar tus hábitos no deseados, puedes materializar tu adicción, escribiéndola en un papel; así la transfieres al hemisferio izquierdo, junto con tu nombre, para que relaciones el hábito con tu persona. Junto a ellos dibuja el Sei-He-Ki y dale una sesión Reiki visualizándote a ti mismo ya curado de la adicción o hábito indeseable. Hazlo varios días seguidos hasta que te liberes, llevando el papel contigo y
cuando te sientas impulsado a realizar algo que ya no deseas coge el papel y dale un poco de Reiki.

El Hon-Sha-Ze-Sho-Nen

transferir (5)Es el símbolo de la curación a distancia en el tiempo y en el espacio.

Quiere decir: «Ni pasado ni presente ni futuro

«Líi parte divina que hay en mi fallida a la parte divina que hay en ti

Es un ideograma del japones que representa un conjunto de imágenes que hacen referencia a maestros iluminados que alcanzaron la conciencia crística y que conocieron y utilizaron la curación a distancia.
La primera parte simboliza la cruz de Jesús con el trazo siguiente que es una jota; a continuación, una especie de caja con una línea dentro representa el sepulcro de Jesús; las dos líneas verticales siguientes representan al hombre sin iluminar y la uve invertida al hombit iluminado, luego otra vez la jota de Jesús y al lado el ojo de Buda.

Además de incrementar la potencia de la transmisión de la energía Reiki, este símbolo sirve para realizar la transmisión de energía en
el espacio y en el tiempo:

— En el espacio podemos transmitir energía Reiki a personas o situaciones que no están presentes, siguiendo los métodos que se explican en el apartado correspondiente.

— En el tiempo podemos transmitir energía Reiki a situaciones pasadas para revivirlas y reintcrpretarlas en el presente, y también hacia
el futuro para configurarlo según nuestros deseos.

— También se puede influir en el karma con este símbolo accediendo al registro akáshico de cada ser humano para actuar sobre traumas o acciones del pasado que nos estén perturbando en el presente, de forma que transmitiendo a la situación nuestro amor en forma de energía Reiki podremos conseguir que su influencia en nuestra vida actual se mi-
nimice.

– Así, al influir sobre acontecimientos pasados mandando Reiki desde el presente, podemos modificar nuestro futuro.

— De la misma forma podemos programar la semilla de actuaciones y de objetivos futuros.

Utilizar el Hon-Sha-Ze-Sho-Nen en combinación con otros símbolos:
El Hon-Sha-Ze-Sho-Nen actúa sobre el cuerpo mental y la mente consciente y se puede utilizar en combinación con el Sci-He-Ki, el cual actúa sobre el cuerpo emocional y la mente inconsciente, y con el Cho-Ku-Rci, que actúa sobre el plano material y el cuerpo físico.

Este símbolo puede ser utilizado también para las transmisiones cuando el paciente está presente y no es conveniente tocarlo, o para los
animales, a los que no es conveniente acercarnos.

Después de una sesión normal, o cuando no tengamos tiempo para una sesión completa,realizaremos una transmisión a distancia al
aura en general del receptor, así la energía Reiki entra en la ultima capa del aura distribuyendo el Yo Superior del paciente hacia donde más
se necesite.
En estas transmisiones o proyecciones de energía, aunque comencemos transmitiendo hacia lodo el aura del paciente, es frecuente que unos instantes después la transmisión se focalice inconscientemente y se dirija a una de sus zonas concretas y entonces se podrá observar perfectamenle cómo se estrecha el haz energético y se canaliza, dirigiéndose a un área concreta.

Después de la sesión el mismo paciente te confirmará que ha sentido cómo le entraba la energía por esa zona.

Origen de Trazado de los símbolos Reiki Dos

Trazado del símbolo Cho-Ku-ReiTrazado del símbolo Sei-He-Ki
trazado del símbolo Hon-Sha-Ze-Sho-Nen

Originally posted 2014-05-19 09:34:49.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario