Meditación de los símbolos de Reiki Dos

Meditación de los símbolos de Reiki Dos

Siéntate en la posición de meditación con la espalda recta, enciende un incienso y si lo deseas pon música Reiki.

Traza lentamente los tres símbolos de Reiki Dos con la mano abierta en el aire y repite tres veces el nombre de cada uno.

Condensa la suficiente energía y crea con ella una esfera de luz dorada encima de tu cabeza.

Ahora ves cómo se acerca un ser de Luz que reconoces como tu guía, quien te saluda amorosamente y, colocado frente a ti, rodea la esfera
dorada con sus brazos y con sus alas de amor.

Ahora visualiza el Cho-Ku-Rei en un color dorado hasta que llene totalmente tu mente y repite mentalmente su nombre como un manirá hasta que la imagen mental y la repetición verbal se fundan en el símbolo.


Proyéctalo fuera de tu mente y visualízalo frente a ti; cuando tengas fija su imagen, condúcelo a una esfera de luz dorada que has creado encima de tu cabeza y deposítalo en ella, observando cómo tu guía te ayuda a colocar el símbolo conduciendo tu mano con la suya.

Visualiza ahora el Sei-Hc-Ki de un color  rosa brillante; primero, en tu mente, repitiendo su nombre tomo un mantra hasta que lo fijes y se confundan la imagen y la energía verbal; luego lo conduces frente a ti y después con la ayuda de tu guia lo depositas en la esfera dorada junto al Cho-Ku-Rei, observando nítidamente a los dos juntos.

Visualiza también el Hon-Sha-Zi-Sho-Nen de color violeta; primero, cómo se crea en tu mente, mientras recitas su nombre las veces necesarias para que se fundan las palabras con el símbolo; luego lo desplazas enfrente de ti observándolo nítidamente y después, con la ayuda de tu guia que coloca las manos abiertas debajo de las tuyas, lo conduces a la esfera dorada de encima de tu cabeza donde queda depositado junto con los otros dos símbolos.


Observa los tres a la vez dentro de la esfera dorada.

Ahora tu guía que te sonríe amorosamente y, colocado frente a ti, abre sus brazos de luz y rodeándoos a ti y a tu esfera de energía con los símbolos dentro se funde en un largo y dulce abrazo en el que le sientes acogido; en esc instante experimentas cómo la esfera dorada va penetrando suavemente por lu chakra corona y se va disolviendo en cada uno de tus chakras.

Ahora puedes añadir la meditación de los chakras reflexionando en la idea de que tú eres en realidad tu Yo Superior, que es una esencia espiritual divina que no pertenece al mundo físico, la cual permanece en tu interior como un observador silencioso que está en contacto permanente con la Energía Universal que te guía y te nutre, energía que desde ahora puedes utilizar con el Reiki, que te ha sido dado para sanarte y amarte primero a ti mismo y después a los demás.

Interioriza en lo más profundo de tu corazón que tu Yo Superior trabaja en colaboración con tus guías para ayudarle a cumplir tu proposito en la vida que es evolucionar avanzando en la vibracion del amor para  acercarte más a la Luz y disfrutar de ella en comunión con lodos los seres espirituales que han existido y que existirán.

 

Originally posted 2014-05-13 08:27:36.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario